domingo, 6 de julio de 2008

Imperialismo

Aunque el Imperialismo es un fenómeno que entra en un período cumbre en la Época Contemporánea, la expansión imperial ha existido prácticamente a lo largo de la historia de la humanidad. Ya los pueblos de la Antigüedad, como egipcios, persas y romanos, habían formado grandes imperios, dominado otros pueblos. Del mismo modo, algunos pueblos prehispánicos de América, como incas y aztecas, establecieron fuertes imperios sometiendo a sus vecinos. Durante la Edad Media, tres grandes imperios coexistieron en occidente: el gran Imperio Carlomagno en Europa Central, el Imperio Bizantino, en el territorio que hoy es Turquía y el Imperio Islámico que ocupó el norte de África, los territorios al este del Mediterráneo y algunos importantes territorios al sur de Europa. La Edad Moderna se inauguró con la formación de grandes imperios que algunos Estados europeos (principalmente España, Portugal e Inglaterra), comenzaron a construir fuera de Europa, sometiendo a pueblos de otros continentes, principalmente África y América.

En síntesis, en diversas circunstancias se han formado grandes imperios, que han tenido diferentes estilos de expansión y dominio, pero que siempre han tenido un factor común: el tratarse de procesos a través de los cuales Estados poderosos someten a pueblos más débiles para satisfacer ciertos intereses. No obstante, como hemos afirmado anteriormente, es la Edad Contemporánea cuando el Imperialismo alcanza su máxima expresión.

Contexto:
En los siglos XVI al XVII existieron los llamados grandes imperios coloniales, ellos eran: España, Portugal, Inglaterra, Francia y Holanda. Ellos basaban su economía en el mercantilismo, que ayudaba a sostener de materias primas a las grandes urbes de ese tiempo. Aparte de esto los gobiernos de los países europeos estaban basados en la monarquía.
Hacia el año 1870 aparecen nuevas formas de gobierno coloniales, entrando en apogeo el nacionalismo y el capitalismo, tanto en Europa como en otros países como en Estados Unidos y Japón que extendieron su influencia económica, política, militar y cultural al resto del mundo; los países de Inglaterra y Francia aumentaron su territorio además de democratizar sus instituciones de gobierno; en cambio Holanda y Portugal mantuvieron sus territorios; Italia y Alemania, consiguieron su unidad nacional y España perdió sus colonias en Iberoamérica y el Pacífico.
Estos países, comienzan su período de expansión que se prolongó hasta la Primera Guerra Mundial (1914 – 1914), es a esta expansión lo que se conoce como Imperialismo, las áreas que cubrió esta expansión fueron: África, Asia y Oceanía.

Las Causas:
El Imperialismo tiene diversas causas, por ejemplo: los modernos medios de comunicación y transportes acercaron las distancias, comenzó la emigración de los habitantes que vivían en Europa con el fin de encontrar mejores condiciones de vida en otros países, la industrialización obligó en cierta medida a los países a buscar materia primas para producir así como nuevos mercados donde vender (es decir hubo factores económicos); los países colonizados comenzaron a albergar un gran sentimiento nacionalizador de la potencia que los había colonizado; además crece en los pueblos colonizadores un sentimiento de superioridad que los hacia ver a los otros pueblos como inferiores (factores ideológicos).

Las Consecuencias:
Los países colonizadores se instalaron en los países colonizados implantando su civilización y cultura, en desmedro de la cultura propia del país, además de que los europeos ocuparon los niveles más alta de la sociedad económica del país, a los indígenas se les desposeyó de sus tierras, los artesanos no pudieron competir con los productos manufacturados europeos.
Los pueblos colonizadores obtuvieron la materia prima de los pueblos colonizados, existió una extensión de la cultura occidental a otros territorios, también conocimiento de otras culturas.
Gran parte de África y Asia quedó bajo el dominio colonizador, ya que los grandes estados se lanzaron en una carrera frenética por dominar más territorio. Estados Unidos y Japón pudieron extender su control sobre gran parte del mundo, al igual que los países Europeos, sus formas de vida se convirtieron en el modelo para importantes sectores de la población mundial.

Internacionalmente los países aumentaron el gasto en armamento, los sentimientos de nacionalismo y belicismo desde la prensa y las escuelas.

Principales Imperios:
Europeos:
• Imperio Británico: sus colonias estaban repartidas por todos los continentes, destaca e la India, Egipto, Canadá y gran parte de Oceanía.
• Imperio Francés: sus colonias destacadas fueron África (Argelia, Túnez y Marruecos) y en Asia Indochina.
• Alemania e Italia: ambos consiguieron colonias en África.

No Europeos:
• Estados Unidos: sus grandes colonias fueron: Cuba, Puerto Rico y Filipinas, además de hincar su expansión económica con el dólar.
• Japón: impulsó su expansión en Asia, luego de derrotar a Rusia anexó Formosa y Corea y creó el protectorado de Manchuria.